domingo, agosto 07, 2005

Mentiras Verdaderas

Esta semana de licencia he estado observando televisión, ya que no podia digitar, bueno aún no puedo, pero en fin.

Observando la televisión me llamaron la atención dos hechos que si bien pueden parecer no equiparables me llevan a la misma reflexión.

el primero de ellos es el caso del sacerdote acusado de abusar de dos niños con deficiencias mentales, en Rancagua, el caso del pequeño cottolengo, a decir verdad, es un caso que me ha causado serias dudas y reparos, porque no comprendo el porqué de una acusación tan grave y directa donde no se han mostrado pruebas y donde no cabe posibilidad a duda por parte del SENAME, si bien es cierto es probable que el sacerdote haya cometido tales abusos, creo que toda persona es inocente hasta que se demuestre su inocencia, entonces me pregunto ¿por qué se le sindica inmediatamente como autor del delito? ¿´dónde y cuáles son las pruebas? ¿por qué se desecha la probabilidad de que los abusos hayan sido realizados por alguno de los mismos chicos del hogar? es bien sabido que los enfermos mentales tienen la líbido mucho más elevada que el común de los mortales y que no tienen reparos en fornicar a vista pública o mantener relaciones o masturbarse, ¿por qué no se ha considerado este punto? ¿exisitirá una prueba feaciente de que el padre fue quien cometió los abusos?.....

Tema dos: El cantante de rojo Juan David Rodriguez y su detención por presunto tráfico de drogas... al igual que el caso del padre me causo reparos, porque si no encontraron ningún tipo de droga en poder del cantante ¿por qué se dictaminó su detención? ¿dónde están las pruebas que los sindican como traficante? ¿por que la prensa, escrita especialmente, destruyó su imagen en un abrir y cerrar de ojos sin tener las pruebas necesarias....

el punto es que ambos casos me hacen pensar en la fragilidad de la honra y la dignidad humana, es tan fácil destruírla con solo palabras, y la sociedad en general no se preocupa de indagar y saber la verdad, no, pues como viles langostas basta que escuchen un rumor para destruir todo a su paso, toda la vida de personas sin conocer realmente, y que si resultan inocentes, nadie comenta y su imagen y su honra quedan manchadas, porque el inconciente colectivo sigue pensando que son culpables.

5 comentarios:

Héctor González Avilés dijo...

Está muy bonito el artículo que escribiste, amiga Lady Mustaine, te felicito.

Y te invito a visitar la mia:
http://titogonzalez23.
blogcindario.com

*Alfie* dijo...

tú deberías estar reposando. niña porfiada que anda posteando por ahí.

Mrs. Jones dijo...

Tito is everywhere! :awelo2:

Bueno para empezar me acorde de "Falso, Pero Cierto".
Sinceramente, ya casi ni me impresionan este tipo de denuncias. Lo que me impresiono, como lo dices en tu post, es como destruyeron la imagen de JD Rodriguez, va a quedar marcada por el resto de su vida. Una pena, por muy figurita que fuese, me hacia reir. Ojala no le den la PLR luego.
No encontre la noticia sobre el violador que salio en libertad a los pocos dias ya habia abusado de otra niña encerrandola en el baño. Fue bastante horrible, cual la encuentre te escribo el link.
Saludos y cuidate harto de lo que estas enferma, no me acuerdo ahora xD.

Héctor González Avilés dijo...

Al caballero que dijo:

" !!! dijo...
tú deberías estar reposando. niña porfiada que anda posteando por ahí. ".

Por favor, no ofenda a la amiga Lady.

Héctor González Avilés dijo...

Pero Juan David fué valiente en admitir su adicción a las drogas, y gracias a Dios, está saliendo de ello.

Recuerden que hasta en los drogadictos, está Cristo doliente ahora.