jueves, diciembre 08, 2005

Navidad Navidad

Se acerca navidad y el vertiginoso ritmo de la vida ya tiene en un colapso general a los penquistas, es cosa de dar un paseo por el centro y ver las aglomeraciones de personas comprando y peleando por obtener el juguete de moda, el regalo más caro o más bonito, dándose empujones por llegar primero a la oferta, mal humorados, ensimismados en su afán mercantilista, ignorando la pobreza circundante, gastando en forma demedida, endeudandose hasta decir basta....

Amo la navidad, pero odio el ambiente previo a ella, odio el consumismo exhacerbado, odio la falta de caridad de las personas, la falta de mesura y el olvido del real sentido de esta fiesta.

Este año participaré en la navidad compartida del colegio, espero que todo salga bien, y que llevemos alegría a muchos niños de hogares de menores.

7 comentarios:

Sin Nombre dijo...

Se perdió totalmente el sentimiento fraterno de compartir y disfrutar una buena reunión con las personas que quieres.
Si no fuese por lo mínimo que queda de esa sensación, diría que la navidad es absolutamente asquerosa.

Buen blog.
;)

Supreme Lord dijo...

Concuerdo con el post anterior, aunque no con el ultimo párrafo. El sentido de la navidad se perdió hace bastante tiempo, quizás cuando a alguien se le ocurrio hacer negocio con este día y tratar de alguna forma ganar beneficios, personalmente me gusta y me carga este día, no me gusta por todo el materialismo que existe, se han fijado que los niños lo primero que preguntan es ¿que me van a regalar para navidad? como si fuera una obligación, de donde habrá surgido eso?, en fin, la mayoria de la gente se preocupa de obtener regalos, buscando ofertas, los mejores descuentos y a su vez los mejores regalos, francamente no me interesan, me gusta mas pasarlo con la gente que quiero y amo y compartir todos juntos como familia, sin dejar que el materialismo se apodere de nosotros... aunque de alguna forma igual ya se ha apoderado de la gran mayoría.

Cristian E. dijo...

Hola.
Y cumpliendo con mi parte del trato. Totalmente de acuerdo, Navidad debería llamarse Compridad. Es difícil tener que convivir con gente que llena su alma con cosas, y justo, que curioso, para una celebaración que es de sentido absolutamente espíritual, como si comprar fuera la reacción refleja de la gente ante la presencia de valores y sentido de trascendencia. Creo que la cercanía con la celebración de Año Nuevo perjudica a la Navidad, si fuese amediados de año, o principio, como originalmente era, se tomaría con más calma y mesura. Por mi parte trato de regalr sólo a los niños, y sólo regalos que ayuden a la formación de dones, es decir libros (la Biblia del niño generalmente cuando son muy chicos), algún instrumento, pinturas... algo que estimule el aprecio por cosas que van más allá de lo tangible y que tienen que ver con el espíritu.

Y cómo dijiste, yo también amo la Navidad, pero el ambiente pre navideño es una locura, creo si que no es por nada que sea así, quizá se espera que quienes creemos en el real sentido de esta fecha reaccionemos, al igual reaccionan los materialistas, pero en sentido inverso.

Saludos, que estés muy bien.

Rorrro dijo...

Siempre será más valioso compartir un momento con alguien que necesita compañía. Ese es mejor regalo que una "cosa" que tiene una etiqueta de precio encima.

La amistad y la buena onda no tienen precio.

Daniel dijo...

La Navidad ha pasado a ser la fiesta del regalo, contrariamente a lo que debería ser: una fiesta en que lo más importante es estar con la gente que quieres. Buen blog Lady, la linkee en mi blog. Saludos

Nervio dijo...

Bueno, tu sabes que odio la navidad. ¿Recuerdas hermana cuando a nuestros vecinos sus "buenos padres" no les regalaban nada?, ¿como les decian sin asco "el viejo pascuero no les dio regalos porque se portaron mal". Recuerdas su frustración y su pena. Recuerdas como en mi extraño concepto de piedad me llevo a decirles que la navidad eran puras mentiras. Asi elimine su sentimiento de culpa, y tambien su ilusión.

Navidad, fecha buena para las tiendas y las hipocresías.

Feliz Navidad jojojo.

krato dijo...

Amo la navidad, pero odio el ambiente previo a ella, bien pensado. Todos los que pensamos asi estamos mal o ellos no son los que estan bien, la verdad a veces me confundo.