lunes, junio 05, 2006

El amante V parte: La traición.


Pasó una semana desde el encuentro con "él", no tenía mayores datos sobre su persona, con el correr de los días mis ilusiones se iban diluyendo y llegue a pensar que todo había sido un sueño, claro, quien se fijaría en mí, el paso de los años, la relación con Felipe y el desgaste animico me habrían vuelto fea y amargada, poco apetecible para cualquier comensal....sin embargo, la mañana del miércoles todo cambio, una llamada temprana, justo después que Felipe se fuese al trabajo vino a cambiar mi rutinario día. Un cálido "hola" me hizo olvidar todo en este mundo, sabía que era él, su voz aterciopelada se perdía en mis timpanos convirtiéndose en píldoras feromónicas que encendían las pasiones de un cuerpo olvidado por demasiado tiempo, sentía ruborizarse mi rostro, sentía la sangre hirviendo bajo mi piel.. mi voz agitada denotada espectación... su voz, mi voz.. una promesa, un encuentro, las 5 de la tarde, está bien, era la hora perfecta... allí nos veriamos, en el café Francés....

No podía creer lo que estaba sucediendo, aquél Adonis había descendido desde tierras lejanas para posar sus ojos en este esperpento de mujer, no sabía que ponerme, busque en mi armario, nada era perfecto, mi ropa era demasiado aburrida y la poca ropa sexy que tenía ya no me entraba, mis caderas habían crecido de manera descomunal y nunca me había dado cuenta hasta hoy, no me importaba, pero ahora, tenía a quien parecerle hermosa y no sabía como. Decidí ir al mall, compre lencería, sabía que ese día podría ser glorioso, un corset, panties acanaladas, ligas, portaligas, toda una artillería de seducción...Un vestido negro, perfecto, ajustado, mostrando sólo lo que se debe mostrar, no es vestido de noche, así es que no parecerá que me produzco para la ocasión....

A las cuatro y preparada para la mejor de las batallas, emprendo el camino que me lleva a los brazos de mi Adonis... no sé si estará allí, aún no creo que es real, que sucede, que voy a traicionar a Felipe...¡¡¡voy a traicionar a Felipe!!!, no podía creer que aquellas palabras saliesen de mi boca, yo lo amaba, sí, pero ya no sabía si lo amaba y es que habían sucedido tantas cosas entre nosotros, es que que podía hacer yo si Felipe no sabía demi existencia, si ya no me tocaba, no me miraba siquiera... Dios por qué la vida era tan difícil por...... De pronto lo vi, hermoso, sentado bebiendo un café, se acercó y beso mis labios, quedé pasmada, ni siquiera sabía su nombre.... Cristian....así se llamaba... que bello nombre, tan bello como todo su ser..... conversamos largas horas, creo que fueron largas horas, la verdad no lo sé, perdi la noción del tiempo luego de aquél beso.....caminamos un rato por el parque hasta llegar a un edificio enorme, subimos, me llevó a su departamento, bebimos unas copas de vino, charlamos, no recuerdo más, solo que desperte entre sábanas de satín negras, sola, desnuda y con la sensación de ser divinamente mujer.... al lado de la cama había una nota...leí y decía "Gracias por una hermosa noche, te espero a las 5 en el café. Cristian"....

caí en un profundo estado de extasis, aquél hombre, intenso, apasionado, real, me invitaba a volver a su brazos fuertes, y yo como una colegiala, contaba los segundos para verle otra vez, de pronto, Felipe..... no llegue a casa ¿qué le diré a Felipe?

3 comentarios:

APOLYON dijo...

Yo no sé si esto lo escribes espontáneamente, o lo procesas durante un tiempo. Probablemente nunca lo sepa.

Lo cierto e importante, es que éste capítulo de la historia es uno de los mejores que has hecho. Saturado de intensidad, de decisión, de vigor... de plenitud vital en estado casi natural. Es una corriente que aparece, que más bien nace desde la protagonista y desencadena la entrega y recepción de afecto, así, de manera espontánea, como arte en extinción.

Es la cúspide de lo escrito hasta ahora: directo, rápido, se frena, sigue, acelera, se detiene... y el recuerdo de la cadena matrimonial. Por todo eso se ve más claramente la particularidad interior de los personajes, y el tratamiento que le has dado, que se ha ido configurando en el tiempo, haciéndose más estables y concretos. Por una parte, el señor Felipe, distante, vago, ausente, figura volátil, no me sorprendería que fuera un fantasma. Por otro, ella, señora que extraña esa figura a su lado, que alguna vez fue más prsente y sólida, entregándose al destino, y cierta venganza, pues ella jugueteó con la idea infiel desde el principio del relato, lo recuerdo eh.

Eso sí, ella me parece ahora más atractiva, creo que es una de esas viejas ricas, demasiado autocrítica, pero que cuando quiere ser deseada, lo logra, y que sus caderas son más suculentas de lo que ella piensa, o ve.

Creaste frases y pasajes muy buenos, hay una más alta inspiración en esta entrega. Notable

Otro aspecto importante es detectar la influencia que te guía, cuesta trabajo, quizá "Madame Bovary", en cierto rasgos de lo que fue la apatía y decepción en ella; tiene harto de diario personal también, por lo fluido e intimo de los hechos. No obstante, estas especulaciones, es un relato bastante original, que además no transcribe a una locación especifica, haciendo trabajar al lector en ello, cosa que considero una virtud (para otros es un defecto), siempre que se trabaje con cuidado, es peligroso igual. Pero tu das buenas pistas, por un lado hay un mall, por otro un café francés, eso me habla de un lugar, de un sector exclusivo, tradicional y moderno a la vez. El nuevo personaje, Cristian, es una perfecta imagen de los que llevamos ese nombre, buenos mozones, galantes y sinceros, jejeje... hablando en serio, es todo un enigma lo que sucederá con ellos dos. Por eso espero la próxima entrega.

(Guarda todo esto que escribes, es material potente) Cuidate.

Gonzalo Jessen R dijo...

realmente es un encanto leerte... mira ke tienes talento. ..
no se si has leido la rebelión de los brujos... o el retorno de los brujos.. dos libros ke a mi me marcaron cuando niño...
te dejo un extracto para que te hagas una idea...
si te interesa me lo pides.. lo tengo por ahi en formato digital.
.
"... Nuestra civilización, como toda civilización, es un complot. Numerosas divinidades minúsculas, cuyo poder sólo proviene de nuestro consentimiento en no discutirlas, desvían nuestra mirada del rostro fantástico de la realidad. El complot tiende a ocultarnos que hay otro mundo en el mundo en que vivimos, y otro hombre es el hombre que somos. Habría que romper el pacto, hacerse bárbaro. Y, ante todo, ser realista. Es decir, partir del principio de que la realidad es desconocida. Si empleásemos libremente los conocimientos de que disponemos; si estableciésemos entre éstos relaciones inesperadas; si acogiésemos los hechos sin prejuicios antiguos o modernos; si nos comportásemos, en fin, entre los productos del saber con una mentalidad nueva, ignorante de los hábitos establecidos y afanosa de comprender, veríamos a cada instante surgir lo fantástico al mismo tiempo que la realidad....Los que se ahogan, se aburren o se desesperan en el seno de tantas rarezas sublimes y de tantos enigmas resplandecientes, tienen un corazón ignorante y una inteligencia carente de amor. ¡Ah! ¡El mundo es tan bello -dice un personaje de Claudel- que tendría que haber en él alguien que fuese capaz de no dormir!(extracto del prologo de "la rebelión de los brujos" L. P a u w e l s • J . B e r g i e r)"

Iv dijo...

ohh..me encanto!
aunque en la de la nota que dejo el,pense que diria:"Gracias por una hermosa noche...bienvenida al club del Sida" o algo asi, que hubiese francamente matado toda la pasion jaja
espero el proximo capitulo
Saludos

Iv.