viernes, mayo 19, 2006

El amante IVparte: El encuentro


La primera vez que lo vi fue en el cafecito que está cercano a mi casa...para variar estaba sola, pensando en todos mis problemas con Felipe, cuando de pronto miró hacia la puerta del café y me doy cuenta que un hermoso y joven hombre entra por aquélla bendita puerta, lo miré fijamente y él devolvió mi mirada con una sonrisa que hizo que mi cuerpo se estremeciese completamente...

Luego de ese encuentro comencé a pensar constantemente en aquél Adonis que había penetrado en mis pupilas para llegar a lo más profundo de mi mente, no podía quitar su imagen de mis pensamientos y comencé a urdir un plan para provocar un nuevo encuentro...el plan era ridículo, no sabía nada de este hombre, solo que era bello y que había entrado al café que frecuento, pero algo me decía que volvería a verlo, así es que planee ir al café todos los días hasta verlo nuevamente... paso una semana, luego dos, tres y nada, no volvió a aparecer.

Una sombra gris cubrió cual manto mis esperanzas, los sueños fueron nuevamente enterrados hasta que lo vi, caminaba directamente hacia mi, mi corazón comenzó a palpitar y en un impulso desesperado, me quite mi anillo de casada, me ruborice cuando rozó mi brazo, y me dijo que me invitaba un café... le di mi número de telefono... en este instante estoy sentada esperando su llamada.....

3 comentarios:

APOLYON dijo...

Hace tiempo que no visitaba tu blog. La síntesis de las leyendas de Percival y Tristán están muy buenas, de hecho recordé que el significado de la Espada que está entre Tristán e Isolda es un símbolo arcano que significa "no consumación carnal del idilio amoroso". Por eso el rey los perdona. Y que bueno volver a ver palabras pretéritas como:"cinegéticos", arte, por cierto, del cual soy muy contrario.

Bueno, para no aburrirte, te digo que la dirección de tu relato es coherente con su comienzo, que es el descalabro rutinario de una relación marital. Son estimulante los conflictos, indecisiones, reflexiones y desdichas de la protagonista, que no sabe bien para donde enfocar su necesidad de afecto, hasta que aparece el idealizado sujeto que la despierta de su letargo sensible y emocional. Ojalá se la haga de rechupete, ajaja, que es lo que uno espera. Sin embargo, como toda historia con buen argumento los desbarates del destino harán que me sorprenda de lo que sucederá con aquellos personajes tan comunes hoy en día, que no ven más allá de sus necesidades egoístas, y que asquean de cualquier principio, lealtad o ideales por satisfacer un momento de vanidad; al contrario de los prototipos de Isolda, Percival y Tristán, o el mismo Arturo de Camelot, valores e ideales representados como personas.

Sabes que este formato tuyo de relato se parece a los primeros intentos de novela, en que se entregaba por espisodios semanales los capitulos? Tiene algo de aquel añoso "Romanticismo" lo que haces.

Listo, estaré atento al devenir que le espera a la amiga de Francisca.

Saludos.

Ah!! Que buenas fotos las de tu flog, sales de rechupete.

APOLYON dijo...

http://www.dimensionsigma.blogspot.com/

rrorrin dijo...

está muy bueno el relato.
intuyo cómo sigue. quiero saber cómo termina la historia.

un beso.
cuídate.