jueves, agosto 03, 2006

¡STOP!


¡Detengan las máquinas!



Quiten el pie del acelerador y detenganse un minuto a contemplar la vida

¿que qué es vida?

El sol que aparece en la mañana, la sonrisa de los niños en las calles, el indigente que nos pide una moneda, la señora que lleva a sus hijos al colegio, la flor repleta de rocio, ¡eso es vida!

¿que cómo se vive?

admirando, contemplando, disfrutando y compartiendo

¡detengan las máquinas!!!

la sociedad industrializada nos ha mecanizado

y no somos personas
no somos hombres
no somos mujeres
no somos niños
somos autómatas que repiten eventos en un loop interminable....

¡¡¡Detengan las máquinas!!!

devuelvannos el alma que nos robaron hace tiempo y que guardan en pequeñas cápsulas para las elite....

¡¡¡Detengan las máquinas!!! dejenos al fin poder respirar.

5 comentarios:

Supreme Lord dijo...

ahh mi vida, quiero detener mis máquinas para poder así contemplar nuestras vidas, pero más que eso es que la vivamos y las disfrutamos, te amo corazón

Anónimo dijo...

Hola, hermoso tu blog, y tu fotolog, el cual siempre esta lleno.
Sólo quiero decirte que aunque no lo sepas, yo te amaba, a pesar de que nunca pasó algo entre nosotros. Prefiero decirte esto en el anonimato, para evitar problemas. Cuídate mucho.

Totofredo Petardazo dijo...

Una vez asumi que vivia dentro de un circulo de rutina sin fin, pero desde que decidi cambiar eso pues muchas cosas he logrado descubrir, de hecho no siempre tomo el mismo camino para ir a la U...

Hay que empezar con cosas pequeñas, desde el andar con otra disposicion frente a la vida hasta el llegar por un camino diferente a donde tienes que llegar.

Asi la maquina no te atrapa, aunque siempre vivo con la sensacion de que en cualquier momento me aplastara la aplanadora del peligro.

Besos y te espero en mi blog!

kurotashio dijo...

Ahhh estimadita Belén:

La sociedad en la cual estamos insertos nos ha enviado mensajes equívocos sobre cómo vivir nuestras vidas, lamentablemente siempre hay que tratar de adaptarse a las situaciones diarias y sin mediar consecuencias, debido a la rapidez con la cual se dan todas las cosas... ¿Qué hacer? No sería malo mandarse a cambiar unos días a la punta del cerro (literalmente) sin ningún artefacto que evidencie rastro de nosotros, quizás a lo sumo algo de dinero, ropa y comida, puede parecer extremo, pero no es mala opción y siempre he deseado algo así, aunque lástima q hoy por hoy estoy conviviendo más de lo debido con estas cosas electromaquinadas, que de forma inconsciente nos motivan a permanecer en constante contacto con ellas.

En una de esas llegará el momento de la pausa debida (y necesaria).

Cariños.

[] kurotashiO!

Anónimo dijo...

hola seño agregue mi correo ... tengo una consulta y nadie tiene su correo

javier o. 1-a


adictoati.osito@gmail.com