sábado, octubre 08, 2005

Monólogos



Dicen que una fábula debe dejar moraleja, sin embargo, ¿quién hace caso a las moralejas?, nadie entiende el trasfondo de la historia, por cuanto a nadie le interesa entender, todos se conforman con lo evidente y no buscan profundizar y analizar temas más allá de una simple charla de borrachos. ¿Qué porque digo esto?, pues es simple, cada día nos preocupamos menos de pensar, sí, pensar, no, que no es una palabra absurda u obsoleta, ¡cómo que retrograda!, yo no soy retrograda, ¿con qué derecho me llamas retrograda?, ¿Acaso el utilizar mis neuronas me transforma en retrograda?, y bueno, ¿si así fuera qué? Prefiero ser una estúpida retrograda pensante a un ser autómata como tú, ah claro, ahora no te gusta que te diga autómata, pero mirate, consumido por el sistema, repites a diario la misma rutina, te levantas, te duchas, comes un pan y bebes un café que nunca terminas porque siempre sales atrasado, y claro, con las reparaciones eternas de las carreteras, siempre hay un taco que te demora y no te deja llegar a tiempo al trabajo. Cuando por fin llegas a trabajar, marcas tu tarjeta atrasado y mascullas entre dientes que te descontaran ese atraso a fin de mes, tomas tu asiento en tu oficina, que de no ser por la fotografía de tu esposa e hija, sería identica a la de todos los demás oficinistas, luego bebes un café, pierdes tu tiempo foreando y no trabajas, eres poco productivo, pero ¿a quién coño le interesa? Todos lo hacen ¿por qué tu no lo harías?, y luego nos quejamos de que el país no avanza. Llegado el medio día no has hecho ni el 1% de lo que deberías, pero no importa, te vas a almorzar y te demoras dos horas en vez de la hora y media destinada a colación, regresas a fingir que trabajas para irte a las 6, meterte en otro intermibale taco y llegar a las 8 a tu casa, abrazar a tu mujer, cenar, besar a tu hija, ver televisión con el pantalón desabrochado, rascándote anda a saber tú que cosa, luego te acuestas, te follas a tu mujer (sin importar si ella siente placer o no, aquí el que necesita desahogarse eres tú, por algo trabajas ¿no?) y luego te volteas y te duermes. Ves, tu vida es patética, pero ¿a quién le importa?, a ti precisamente no, porque no haces nada por cambiarla, ni siquera eres capaz de votar, cuando debes hacerlo te vas misteriosamente de vacaciones, no te preocupa quien gobierne, tampoco lo que hacen senadores, diputados, alcaldes, etc. Solo aceptas, aceptas y aceptas, nunca cuestionas nada, porque para ti la vida es así ¿y me llamas a mí retrograda porque me gusta pensar?, por Dios, que patrañas, eso no es más que una absurda defensa ante tu patetismo y tu estupido letargo mental, ¿crees que las cosas son porque sí? Pues yo no, si algo no me gusta lo voy a decir, y voy a cuestionar todo, para que tarados como tú sean capaces de tener un mundo mejor, pero claro, la población pensante cada día es menos y los aletargados que viven felices con la pildorita que les dan las clases dominates son más. ¡¡¡AUTÓMATAS!!!, ¡¡¡AUTÓMATAS!!!, ¡¡¡AUTÓMATAS!!!, malditos autómatas, no tienen cerebro, solo un chip que les hace repetir instintivamente, día tras día la misma estúpida rutina, y las fábulas nos enseñan a no tropezar con la misma piedra, a no ser haraganes como el zangano o el grillo, a ser astutos como la zorra que le robó el queso al cuervo y nosotros no aprendemos nada, total ¿a quién coño le interesan las fábulas?, nadie las lee, son solo un recuerdo, una entretención para los niños pequeños, si son cuentos de animalistos dice la abuelita, y el sentido real, el trasfondo se pierde, total ¿a quién coño le interesan las fábulas? Para eso mejor esta la televisión, aquella cajita que idiotiza, que llena de imágenes falsas, estereotipos, sueños de realidades jamás logradas, mundos irreales que los bobos creen, quieren y ansían... y yo soy retrograda porque aún creo que pensar es bueno, y el resto del mundo me dice “tómala” “tómala”, pero no quiero tomarla , no lo haré, viviré en mi mundo donde las neuronas trabajan y no se colapsan en medio de telarañas mentales y vacios internables, mi mente sin abismos huecos, mi mente trabajando, imaginando, llenando cada rincón, ¡¡¡mueran los autómatas!!!, mueran quienes han transformado a todos en entes sin alma, sin corazón ni razón, no, no estoy loca, pero estoy en estas cuatro paredes blancas, acolchadas y tranquilas, porque afuera están ganando los autómatas y a ellos no les gustan las neuronas, kas odian, por eso las aprisionan en sus cerebros y las eliminan bebiendo y drogandose, lentamente las matan y las envian al sacrificio,. No, yo no soy retrogradak, o tal vez sí, no lo sé, nada es cierto en este minuto, las pildoritas hacen efecto, pero no la tomé, solo la guarde bajo mi lengua y la escupí, tú no pudiste vencerme, sigue en tu monotonía y muere en tu rutina, maldito autómata, rascate los cocos, bebe cerveza, idiotizate frente a la caja cuadrada, follate a tu mujer y muere sin pena ni gloria, siendo solo uno más de las fijas del dominó que juegan quienes te dan tu dosis diaria.

3 comentarios:

freewheelin' pehuenche dijo...

interesante...cuando sale el resumen?...nopo mijita, tiene q ser mas cortita y precisa pa q su público enganche cosa q después, cuando ya haya picao el anzuelo, le largue todo su arsenal...pero antes no!

freewheelin' pehuenche dijo...

hola como soy sincero, soy franco, la verdad es que no lei lo q habías puesto, pero ahora si, y si...estoy de acuerdo contigo, no en la forma quizas, pero si en el fondo, siga vomitándolo todo nomás.

Rodrigo dijo...

Estoy de acuerdo con casi todo. Cambiaría "ni siquiera eres capaz de votar" por "votas sin saber por qué ni para qué". Este es el verdadero problema.

Saludos,
Rodrigo