jueves, enero 05, 2006

2005-2006

Si partimos de la premisa que el mundo es un constante cambio y que todo evoluciona, no es de extrañar que mi vida vuelva a cambiar, lo que parecía definitivo y duradero no era más que algo efímero y no "emifero" como decía el personaje aquél que aparecía en el programa para la señora del hogar.

El 2005 fue sin duda un año lleno de altibajos, parti el año en trabajo nuevo, con un grupo de colegas muy heterogeneos, de los cuales aprendi mucho este año (no diré que aprendi claro está). Tenía, además, media beca para hacer mi magister, alumnos amorosos y preocupados, buenas relaciones en el hogar, un pololo que me amaba sobre todas las cosas, en fin, se podría decir que comence el 2005 con una estrella.

Con el correr el tiempo esa estrella fue descendiendo, me enfermé, congelé el magister, la tensión en el trabajo fue suprema, mi depresión aparecia y se burlaba en mi cara de la ingenuidad que tuve el creer que había encontrado el equilibrio perfecto y sin embargo yo seguía adelante, como siempre, total, siempre lo he dicho, es preferible morir aperrando que ser una maldita cobarde y rendirme.


Así mi vida transcurria en medio de huracanes y pequeñas tormentas, todo apaciguado por mis niños y por mi pololo, quien tuvo que soportar todas mis neurosis (pobre de mi neko)

El 2006 se proyecta con muchas esperanzas, mudanza, independencia, seguridad en el trabajo (si lo podemos llamar seguridad), sueños que se realizan, pero no quiero recibir un tortazo como el de este año así es que caminaré con calma y zapatos de seguridad, para doblarme como junco y no salir de raíz como roble.

4 comentarios:

aBitWicked dijo...

suerte y exitos!!!

Daniel dijo...

zita, le envio un afectuoso saludo de Año Nuevo y que este 2006 sea mucho mejor que el año que pasó

popcorn dijo...

todo bien con tu blog
aca, un nuevo groupie

Rrro dijo...

Todos los días podemos aprender cosas nuevas.

Y rendirse no siempre es cobardía. Algunas veces hay que ser humilde y darse cuenta que algunas cosas no dependen tanto de uno y saber tirar la toalla sabiendo que se peleó todo lo que se pudo. Y no quedarse pegado rumiando la neurosis.

Feliz 2006 !!!