domingo, julio 01, 2007

30 Años


El treinta aniversario de matrimonio no trajo consigo nada fuera de lo común, se reunió la familia, se hizo una asado, las mujeres se ocuparon de las papas y la ensalada, los hombres del vino y el asado y al finalizar el día, todos estaban medio ebrios y Angélica agotada limpiando los desastres provocados. Al retirarse todos, Angélica y Hernán fueron a dormir. ¿qué faltaba en sus vidas? tal vez alguna gota de emoción, tal vez recordar aquél amor que los hizo vencer tantas adversidades, supear la agonía, el dolor, la falta de trabajo, aquél amor que los llevó a luchar como leones por sus hijos, aquél amor que los hizo entregar la vida por la familia.

Cierto día, aburrida de su rutina como dueña de casa, Angélica decidió tomar clases de pintura, amaba el arte y era muy buena en todo cuanto significará trabajo artístico, pero se había postergado toda su vida por dedicarse a su primera pasión, los hijos.

Angélica comenzó asistiendo dos veces por semana, mientras tanto, Hernán trabajaba en su oficina, cumpliendo los roles asignados. Los hijos, ya adultos, habían abandonado el hogar para formasr sus propias familias, por lo tanto, Angélica y Hernán podrían hacer las cosas que deseaban.

Las clases de Angelica comenzaron a darle nuevos aires a su vida, se sentía joven y activa, lista para aventurarse en un sin fin de nuevas actividades que la llevarán a vivir nuevas emociones. Fue así como conoció a Juan Pablo, el modelo que oficiaba de maniquí para la pintura de los artistas. Juan pablo debía tener unos 25 años, la edad de uno de los hijos de Angélica, sin embargo, tenía algo especial y lograron hacerse amigos, tenían mucho en común, se divertían, no había nada malo en ello, Angélica no miraba a Juan Pablo con ojos lujuriosos, lo veía como otro hijo con el cual podría conversar y Juan Pablo encontraba en ella la fascinacióndía de una maestra con quien podía desahogar sus aflicciones, sin embargo, la gente no pensaba lo mismo, quienes los veían conversar pensaban que algo turbio existía entre ellos y comenzaron a gestar diversos rumores en torno a estos dos amigos, rumores que fueron creciendo como la mala hierba, hasta llegar a oídos de Hernán. Éste, sin poder dar crédito a estos rumores, decidió ir a hablar con su mujer y no pensó en nada mejor que ir a buscarla a la clase de arte. Al llegar, vio que Angélica salia riendo y tras fde sí venía Juan Pablo, Hernán monto en cólera acelerando el auto, atropellando a su mujer.

Todos corrieron a ver la escena, Hernán fuera de sí, Juan Pablo recriminándole su estupidez y todos pidiendo una ambulancia...la pobre angélica yacía inerte, vacía, con la vista perdida en algún horizonte lejano, respiraba débilmente, y el color arrancaba de su piel. Al darse cuenta Hernán cuáles eran las dimensiones de su estupidez, se lanzó hacia su mujer, llorando desconsoladamente, pidiendo perdón...Angélica, con un ápice de aliento musitó "te amo" y luego su vista enegreció por completo.


Al llegar la ambulancia todos lloraban sin consuelo, Hernán no podía mantenerse en pie y Juan Pablo le ayudaba a sostenerse. La policía llegó, Hernán fue detenido, culpado de cuasi delito de homicidio y tuvo que pasar 2 años y medio en prisión.

Angélica sobrevivió al accidente, pero no del dolor que le causó Hernán, sin embargo, nunca dejó de amarlo.

Hoy Angélica y Hernán se reuniran después de dos años y medio a beber un café.

9 comentarios:

Jaime (El_As) dijo...

Los celos son cosa peligrosa, no te dejan razonar, te ciegan y son los causantes de atroces tragedias....hermosa historia de amor con todos los ingredientes necesarios: amor, celos,amistad, perdon, arrepentimiento,tragedia, etc...pero al final el amor triunfa.

Saludos




Jaime

Leonor dijo...

Guau, que historia más potente. Es de tu autoría? Estuveechando un amirada a tu blog, interesante , gracias por tu visita y eres siempre bienvenida.
Saludos

Leonor

Angel y Demonio dijo...

Uf, que fuerte ... pero pasa. Me extraña tanto en todo caso que las personas crean los rumores antes de preguntar directamente al acusado. En fin. Saludos!

Daniel dijo...

Fuerte la historia. Los celos te pueden llevar a cometer estupideces de ese tipo. Saludos

Totofredo Petardazo dijo...

Mas que los celos, creo que los rumores son armas de doble filo, los que pueden ayudar en caso de problemas o simplemente especular situaciones con el simple hecho de ver a dos personas que no deberían estar juntas (o eso aparentar)

Claro, la verdad siempre debe estar por delante pero hay situaciones, como los celos, que nublan nuestro horizonte y se comete actos innecesarios.

Tiempo sin visitarte... espero seguir retomando esta costumbre desde de un arduo y caótico fin de semestre universitario.

Besos!!!!

L.A. Rojas dijo...

uff
Cosa peligrosa y nociva los celos. Mucho más de lo que se puede creer y cosa curiosa, la gente muy celosa de alguna forma termina encontrando siempre argumentos que al 1+1 le parecerá fuerte o al menos, con cierto sentido.

El porcentaje de tragedias por celos es tan grande como su desconocimiento. Y claro, la figura podrá variar en más de alguna ocasión, pero es el mismo fortín odioso.

Tampoco ubicaba su faceta bloguera :-)

Saludos!!

Jaskask dijo...

Queridísima!

Un saludo grande! Te añadiré a mis blogs y claro! te dejo invitada a colaborar en Indie.cl

:D

Jecka

angela.bustamante dijo...

Siempre me ha llamado la atención esa frase que dice: Antes yo no eras así... y derrepente afloraron los celos.

¿será posible que los celos en el fondo todos los tengamos y derrepente afloren?

Aunque otros también teorizan que los celos se sienten cuando uno anda en cosas malitas.
Muchos saludos señorita y gracias por sus visitas a mi humilde blog

juancarlos dijo...

debe ser coincidencia...
alguna vez nos conocimos y te fuiste; volví.
no se como, pero llegué de salto en salto, esos tipicos de internet y los blogs.

grata coincidencia.
un beso.